Blog de Criogenizacion

Criogenizacion

Hola y bienvenidos a este blog dirigido a la criónica y todo lo relacionado a ella. La criónica es la preservación a bajas temperaturas de seres humanos que la medicina contemporánea ya no puede mantener con vida, con el objetivo de tratarlos médicamente y reanimarlos en el futuro. Es comúnmente confundida con varios términos como criobiología, criogenia y criopreservación. La criobiología es una rama de la biología que estudia los efectos que producen las bajas temperaturas en los organismos vivos, por lo que las investigaciones realizadas en este campo son llamadas a establecer la base biológica de la criónica. La base física es establecida por la criogenia, conjunto de técnicas empleadas para las obtenciones de temperaturas iguales o inferiores a la ebullición del nitrógeno; es decir, la relación se limita a la dada por la tecnología usada.

Hasta ahora en la actualidad la criogenización no es una ciencia comprobada, Carlos Mondragón, uno de los miembros de la Sociedad Española de Criogenización, asegura que no hay garantías, que hasta ahora son todas especulaciones, pero que los miembros de la organización no están locos; así agrega que se trata de especulaciones razonables y que según él, las posibilidades de éxito rondan el 40%. Desde un punto de vista objetivo, muchos piensan que las convicciones de Mondragón respecto al éxito de la criogenización, no llegan al 50%, una marca que no daría lugar a demasiado optimismo.

El proceso de criogenización esta por lo general, entre -133°C a -196°. Estás técnicas se han usado para la conservación de biológica de células madre, embriones, espermatozoides, óvulos entre otras células desde hace varias décadas. La dificultad no es la conservación a bajas temperaturas, ya que no existe fenómenos de difusión o térmicos que deriven en reacciones perjudiciales; sino, más bien, se encuentra en los procesos de congelación-descongelación. La membrana celular es una de las principales estructuras afectada debido al congelamiento. Su estructura está representada por una bicapa lipídica, que sufre una transición líquido-sólido al disminuir la temperatura, volviéndola extremadamente frágil. Los lisosomas también pueden verse afectados por las temperaturas, y en consecuencia contribuir a la inestabilidad de la célula que puede finalizar en la apoptosis. A pesar de que se han definido protocolos específicos para la conservación del material biológico son, en su mayoría, subóptimos; las características que determinan el destino de la célula son sus propiedades físico-químicas, tipo y estado. Algunos criobiólogos critican de manera acérrima a los crionicistas mencionado que el hielo que se forma durante el congelamiento producen daños en las células y en las estructuras celulares hasta el punto de hacer que cualquier reparación futura sea imposible; sin embargo, gracias a la vitrificación se puede inhibir la formación de cristales de hielo. Ésta objeción se había venido discutiendo desde el cambio de milenio, cuando los criobiólogos Greg Fahy y Brian Wowk, del Twenty-First Century Medicine, desarrollaron grandes mejoras en la tecnología de la criopreservación, incluyendo nuevos crioprotectores y nuevas combinaciones, mejorando notablemente la viabilidad de la vitrificación y dando como resultado la práctica eliminación de la formación de cristales de hielo en el cerebro.

Otros impedimentos para criónica son:

-Lesión por isquemia.

-Daño osmótico, choque y lesión por frío.

-Crioprotectores: toxicidad específica y no específica.

-Lesión por reperfusión.

La historia de la criónica es muy interesante. Esta empieza cuando en 1773, Benjamin Franklin insinuó en una carta​ que podría ser posible conservar la vida humana en estado suspendido durante siglos. Sin embargo, la era moderna de la criónica no surgió hasta 1962 cuando el profesor de física Robert Ettinger de la Universidad de Michigan, propuso en un libro que él mismo financió, The Prospect of Inmortality, que la congelación de personas sería un modo de llegar hasta futuras tecnologías médicas. Aunque congelar a una persona parezca mortal, Ettinger alega que lo que hoy puede parecer mortal, mañana puede ser reversible. Aplica el mismo argumento al proceso mismo de morir, diciendo que los primeros estadios de la muerte clínica pueden ser reversibles en el futuro. Combinando estas dos ideas, sugirió que la congelación de personas recientemente fallecidas podría ser un modo de salvar vidas. Un poco antes de que Ettinger terminara su libro, Evan Cooper35​ (con el seudónimo de Nathan Duhring) financió la publicación de su libro Inmortality: Physically, Scientifically, Now que sugería la misma idea de forma independiente. Cooper fundó la Life Extension Society en 1965 para promover la congelación de personas. A Ettinger se le consideró el padre de la criónica, quizás porque su libro fue reeditado por Doubleday en 1964 con las recomendaciones de Isaac Asimov y Fred Pohl, recibiendo así más publicidad. Ettinger también se mantuvo con el movimiento durante mucho tiempo. Sin embargo, el historiador especialista en criónica R. Michael Perry ha escrito de Evan Cooper que "merece el mayor reconocimiento por crear un movimiento criónico organizado".

Hoy en dia ya hay personas que ponen en práctica este tipo de tecnologías. Los procedimientos criónicos deben de llevarse de manera rápida para evitar los daños isquémicos, inclusive se han implementado pre-tratamientos con el objetivo de reducir las lesiones. Por ejemplo, la administración de alfa y gama tocoferol de vitamina E reduce la peroxidación; también, se ha recomendado el uso de aceites de pescado, en especial el del salmón. Sin embargo, son pocas las ocasiones en las que se puede instaurar este protocolo.

En general, si un paciente está asociado a una organización criónica, una vez que se declara su muerte legal los procesos criónicos comenzarán. En primer lugar, se puede administrar una serie de medicamentos y drogas para la sedación, reducción del metabolismo, anticoagulación, tampones o buffers. Como sedante es usado propofol, lo que evita que durante el soporte cardiopulmonar (SCP) se presente una reanimación. Los anticoagulantes más comúnmente usados son la heparina y la estreptoquinasa, con propiedades fibrinolíticas. Después, se procede a realizar el denominado soporte cardiopulmonar, en contraposición con la reanimación cardiopulmonar (RCP), ya que el fin es solo de mantener la circulación sanguínea. Mientras se realiza esta maniobra se reduce la temperatura a unos -10°C, y se procede a la administración de los crioprotectores para la vitrificación. Finalmente la temperatura puede ser descendida hasta -196°C o, en algunas ocasiones, -130°C para luego ser almacenados en recipientes especiales.

Existen empresas que se dedican a la adecuada preservación de los pacientes como Suspended Animation, compañía de Florida especializada en investigación e implementación de los procedimientos óptimos para minimizar los daños que trabaja conjuntamente con Alcor Life Extension Fundation y Cryonics Institute.

La criogenización también se ve involucrada con personas que están en contra de ella. Estos detractores argumentan que esta práctica es anti natural y que algo como la muerte no se puede evitar, por lo que tratar de revivir mediante la criogenización es algo inútil. La criónica considera a la muerte como un proceso que puede detenerse en los minutos, o quizás horas, posteriores a la extinción de la vida. Si la muerte no es un evento que ocurre repentinamente cuando se para el corazón, esto suscita cuestiones filosóficas sobre qué es exactamente la muerte. En 2005 un debate ético que tuvo lugar en el diario médico Critical Care, decía: "… muy pocos o quizás ningún paciente que haya sido declarado muerto por los médicos actuales, está en realidad muerto bajo ningún criterio rigurosamente científico".​ Thomas Donaldson, defensor de la criónica, ha argumentado que la "muerte" basada en la parada cardíaca o en el fracaso en la reanimación es una interpretación puramente social para justificar el cese de los cuidados en pacientes moribundos.​ Desde este punto de vista, la muerte legal y sus consecuencias son una forma de eutanasia en la cual se abandona a las personas enfermas.

Como conclusión la tecnología avanza exponencialmente y esto es beneficioso para nosotros. Gracias a la tecnología nuestra esperanza de vida se ha elevado abruptamente. En la antigüedad cuando las primeras medicinas estaban saliendo había muchas personas en contra de ellas, pero con el paso del tiempo la gente las fue acepando. Creo que esto mismo va a pasar con la criogenización, la gente con el tiempo la aceptara y dejara de ser un  tabú para nosotros.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: